lunes, 10 de noviembre de 2008

56. Inexplicable pesimismo y premodernidad de la patronal

Para cambiar sociedades hay una cosa más importante que la realidad, los imaginarios, esas imágenes de la realidad con las que organizamos nuestra vida. Hay imaginarios optimistas e imaginarios pesimistas. Hay imaginarios “realistas” e imaginarios “exagerados”.

El mundo entero –desde las izquierdas latinoamericanas radicales, los europeos de centro, republicanos sensatos, árabes, rusos, y muchísimos estadounidenses blancos, jóvenes, negros, latinos-, el mundo entero celebró la llegada de Obama a la Presidencia de EEUU hace una semana. Su elección como jefe del Estado más poderoso del mundo, con la historia de Obama, sus ideas, su serenidad, abre una puerta para cambios profundos en el mundo. Todos lo celebraron. Menos unos, los líderes y formadores de opinión guatemaltecos. Para estos cegatones, daba lo mismo McCain u Obama. Da lo mismo Obama que Bush. Obama tiene una tarea dificilísima delante, pero es el político con más capacidad para superarla. Se trata de optimismo realista.

Tenemos graves problemas. Es el legado de dictaduras conservadoras 30 años y democracia débil al gusto de parte de la élite empresarial conservadora otros 20 años. A los que soñaban con un país mejor y más justo en los 70’s y 80’s los mataron. La mayoría de los que quedaron, fueron un fracaso político. La ciudadanía está dormida. Y la mayoría de los líderes que quedan o que llegaron, políticos, dirigentes campesinos, empresariales, los que pueden opinar en los periódicos, escribir editoriales, columnas… vayan a un psicólogo por favor. Esos pesimismo y ceguera son patológicos.

Dejen de contarnos el mundo tan pesimista y catastrófico. Tan conservador e ideologizado. Reflexionen. Es que realmente le hacen daño al país deprimiendo a la ciudadanía y a los jóvenes. Reflexionen si oponerse a todo o negar todo o enterrar todo antes de que empiece sirve de algo.

En uno de los debates más graves para el Estado de Guatemala, el CACIF ya “vetó” la tibia, débil, reforma de algunos impuestos. Llevan 50 años con ese discurso y miren lo raquítico del Estado. Y miren lo desigual del país. Miren lo inseguro que es. Necesitamos que exista Estado (sólido). Necesitamos dinero para las escuelas y los hospitales. Para unas transferencias condicionadas (más transparentes) que rompan el círculo de la pobreza, como en 12 países latinoamericanos.¿No se dan cuenta?

Les voy a compartir un análisis sobre América Latina de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OECD), de los países más ricos del mundo. “La recaudación, el gasto público y la gestión de la deuda pueden servir para reducir la pobreza y la desigualdad. Un sistema fiscal transparente, con sistemas tributarios progresivos (que el que gana más pague más) y servicios públicos de calidad es sinónimo de que el contrato social entre Estado y ciudadanos funciona, y refuerza la legitimidad de la democracia. Este potencial de la política fiscal como motor del desarrollo no se está aprovechando plenamente en América Latina”.

“Que estamos en crisis mundial y no hay que subir impuestos”, dicen algunos empresarios (no todos). Pues, oh noticia, esa crisis golpea más a los que menos tienen. A los que no tienen para medicinas o para darles de comer a sus hijos si no llega a tiempo el almuerzo escolar.

Hay que modernizar definitivamente la política nacional y transparentarla. Pero parte de la cúpula empresarial se está quedando rezagada en la historia. Ojalá algún día se den cuenta o les dejemos de hacer caso el resto de ciudadanos.

martinpellecer@gmail.com

4 comentarios:

Laocoön dijo...

Me parece interesante tu comentario. Actualmente estoy construyendo un blog con algunas ideas que creo que pueden interesar, pues se relacionan con las tuyas (la3via.blogspot.com). También te invito a que asistas mañana a la presentación del Informe Nacional de Desarrollo Humano. Saludos.

Cris Guerra dijo...

Mira, comparto tu punto de vista, incluso se habla que existió un pacto que el sector privado no quiere respetar ahora. Es cuestión de concepciones, por que yo entiendo y admiro por su claridad y preparación al Ministro Fuentes Knight, y es aplaudible que casi se doble el porcentaje (segun el PIB creo) que se dedicará a la educación, pero siento que no se puede defender el aumento a los tributos mencionados si no existe una política fiscalizadora integral, sobre todo con lo que está comenzando a darse a conocer con respecto a la Cohesion Social.

Queda ver, pero dudo que la propuesta pase, este Congreso lleva record, ni que me acuerde de niño era asi con los depurables...

Saludos y adelante con las opiniones, siempre leyendo.

Figueroa dijo...

Un saludo mi estimado Martín.
Qué es lo que pasa en Guatemala?
- Las autoridades no estan haciendo sus deberes...estan cada dia mas dormidos...por favor despierten! La alarma sonó el 14 de enero pasado. Irresponsabilidad!

- La población Guatemalteca (clase baja) se está muriendo de hambre, para el gobierno eso es normal, no pasa nada... Punto para la pobreza.

- Guatemala, uno de los países que encabeza la lista negra de violencia en el mundo entero. (Los turistas sienten temor al visitar el pais). Punto para la violencia.

- Inmigrantes que regresan al país porque los deportan. (Punto para el desempleo).

- Violencia, desempleo, pobreza, menos oportunidades para todos. Entre tantos mas!

Y todavia hay gente que dice: "el gobierno está cumpliendo con sus responsabilidades. Hay oportunidades para todos. La gente sobrevive y aunque con esfuerzos pero no se mueren de hambre. Todo pasa por algo, seguro estamos viviendo los tiempos finales..." Eso si que es aún mucho mas pesimista, mas bien es una mentira, conocer la realidad nacional y todavía decir que todo está bien... Nos damos cuenta que las cosas no van bien, pero no estoy de acuerdo a que la gente se siente y rectifique que "no pasa nada"!

Y si alguien dice que soy pesimista pues le diría que no me gusta serlo pero con la situación en Guatemala, no se sabe! Y de veras da tristeza que esas cosas sucedan, y aun mas conociendo y viviendo las oportunidades que por ej Europa o Estados Unidos brinda a los estudiantes extranjeros, ojalá y eso existiera en Guatemala, pero no es así...

Saludos,
RosaFigueroa

MajOp dijo...

Hola Martín! Me reí mucho con tu columna de esta semana, sobre todo con esta parte:

"Y la mayoría de los líderes que quedan o que llegaron, políticos, dirigentes campesinos, empresariales, los que pueden opinar en los periódicos, escribir editoriales, columnas… vayan a un psicólogo por favor. Esos pesimismo y ceguera son patológicos."

Es cierto, creo que gran parte del problema que enfrentamos para generar un cambio positivo en nuestro país es que todos esperan que llegue como caído del cielo, y nadie se da cuenta de que son realmente ellos (nosotros), aunque no lo crean, quienes TIENEN que tomar acción (y no esperar a que el Gobierno tenga una inspiración divina finalmente, o que los criminales en su totalidad se arrepientan de todas sus acciones y cambien de rumbo).

Salió en elPeriódico la semana pasada, el sábado me parece, un reportaje similar que titulaba: "¿Tenemos horchata en las venas?". Espero que ya lo hayas leído (si no, aquí va el link http://www.elperiodico.com.gt/es/20081108/pais/78853); es una radiografía psicológica de nuestra sociedad :(

Bueno, sigue adelante! Me agrada cómo escribes! Sigue así!