martes, 18 de noviembre de 2008

57. Ética como solución a la crisis financiera

El argumento no puede ser más lógico: “no me suban impuestos para que yo pueda dar más trabajo”; “en época de crisis, hay que ser austero, empezando por el Estado corrupto”. Brillante. Si lo sustento además con un discurso estructurado que cuenta la mitad de la historia y adoctrino con él a la mayor parte de la élite económica (CACIF) y de la élite académica (Universidad Marroquín) éstas van a incidir en la opinión de las clases media y alta y “el país va a despegar económicamente”.

Pero no “hubo despegue” y son ciegos antes las evidencias. Ni el momento actual en el que esas ideas económicas llevadas a la práctica por Bush y buena parte del mundo durante 28 años lograron meter al planeta en su peor crisis financiera. En todo el mundo, países industrializados y países en desarrollo, esta crisis está siendo una oportunidad para replantear el rol del Estado: tiene que ayudar al mercado para ayudar a la ciudadanía.

Los empresarios y los ciudadanos de todo el mundo piden ayuda para esto al Estado. No, en la isla que se llama Guatemala, la patronal llama a boicotear un presupuesto estatal “más grande” (recordemos que Guatemala tiene el presupuesto más pequeño en relación con la economía de toda América Latina, recordémoslo).

Una frase resume esas ideas: “la codicia (y el egoísmo) son buenos, porque hacen que se busque la ganancia, lo que redundará en el desarrollo de la sociedad. Eso de ser solidarios, de usar al Estado para ayudar a los más desfavorecidos, eso de criticar la desigualdad, es cosa de marxistas o tontos bienintencionados”.

Hoy, la evidencia muestra lo que una vez dijo Franklin D. Roosevelt tras la depresión de 1929: “Siempre hemos sabido que el interés egoísta e irresponsable era malo desde el punto de vista moral; ahora sabemos que es malo desde el punto de vista económico”. No podría tener más vigencia hoy. El último premio Nobel de Economía, Paul Krugman, recuerda cómo ayudar a los más necesitados, aumentando las prestaciones de salud y desempleo (o haciendo transferencias condicionadas de manera transparente), es lo que se debe hacer desde una perspectiva ética y es una forma mucho más eficaz de estímulo económico que rebajar impuestos.

Brasil y 12 países de América Latina son un ejemplo de cómo esas transferencias condicionadas a las madres dinamizaron la parte más deprimida de sus economías. Tuvieron mucho mejores resultados que los incentivos fiscales centroamericanos. Señora De Colom, usted no puede darse el lujo de arruinar este programa por “no darle el gusto” a la oposición de que la fiscalice.

Banrural es otro ejemplo de cómo el Estado, junto al sector privado, pueden dar crédito a agentes “poco rentables”, como las mujeres rurales, y darles herramientas a sus sueños de poner un negocio. El sector privado por sí sólo, con intereses del 18 por ciento y sus ganancias de 15 por ciento al año, no las considera sujeto de crédito.

Sí, da cólera ver que hay funcionarios que roban, pero no confundamos ser críticos con un Gobierno mediocre con destruir al frágil Estado de Guatemala. Se nos olvida que el Estado es el único al que la ciudadanía fiscaliza (es nuestra responsabilidad). Pero si fiscalizáramos también al sector privado, al sector de ONGs, a la economía informal, veríamos que la corrupción es un cáncer en toda la sociedad, no sólo en el Estado.

Así que, más que por manifestaciones a favor, o campañas radiales en contra, diputados, es su turno de ser ciudadanos.

martinpellecer@gmail.com

6 comentarios:

Figueroa dijo...

Buen día Martin.
El gobierno está totalmente podrido, no tengo otras palabras para definirlo, obviamente sabemos que ese tipo llamado Alvaro Colom no puede dirigir el país.

Luego dice que los medios de comunicación y los periodistas están en su contra...cuando lo que él ha hecho es hablar mal de quienes lo ponian en primeras planas cuando se estaba lanzando para la presidencia, haga memoria señor Colom, porque no se ha dicho nada que no sea cierto. (Y conste que no pertenezco a ningun medio de comunicacion en Guatemala).

Ya es hora de que se ponga a pensar, actúe y haga algo por el país, no empiece con los cambios dentro de dos o tres años cuando ya vaya para afuera!

Gracias a Dios yo no voté por ese señor en las elecciones pasadas, mi corazón se siente mas tranquilo.

Un abrazo para tí Martín! Y siempre adelante con tus publicaciones porque son lo maximo y sin pelos en la lengua, le duela a quien le duela!!

RosaFigueroa

Cris Guerra dijo...

Vos, me parece muy atinado tu articulo y bien escrito como siempre. No conocía las palabras de FDR que mencionás pronunció y en mi blog recién comenté sobre que si bien es necesario y deseable el Presupuesto 2009 tal y como se ha estructurado por Finanzas, tambien es muy poco defendible por el problema de que no se puede fiscalizar (no se quiere) entonces es dificil mantener una posicion sin hacerle el juego al CACIF o caer en la negacion absoluta de ciertas tendencias de izquierda.

El panorama se ve muy confrontativo a futuro y el Congreso no ayuda pues no tiene real capacidad y está muy desprestigiado.
Saludos,

Laocoön dijo...

Me parece bien el comentario de Martín, pero quisiera agregar algunas ideas. No quiero que lo que voy a escribir a continuación se malinterprete como una defensa de los muchos corruptos que hay en el gobierno guatemalteco. Sí los hay, y yo NO los estoy defendiendo.

Recientemente estaba leyendo un libro del economista neo-keynesiano Ha Joon Chang (el libro se llama "Bad Samaritans" para quien le interese ahora que hay iguama.com). El libro tiene un capítulo dedicado a la corrupción, en el cual el autor argumenta que la corrupción se ha utilizado para desviar la atención del verdadero problema de nuestros países: el fracaso de un modelo económico que produce poquísimo crecimiento, y que además, distribuye de manera sumamente injusta los pequeños excedentes que crea este crecimiento. Se le echa toda la culpa del fracaso a la corrupción a pesar de que es evidente que el problema va más allá de unos burócratas corruptos - y mal pagados, por cierto - que se roban parte del presupuesto.

Siento que este argumento de la corrupción se ha utilizado en Guatemala por sectores "cacifianos" que promovieron y siguien promoviendo el modelo económico actual. Además, agregan el argumento adicional de que no hay que pagar impuestos porque se los roban. Les sirve esto de la corrupción, entonces, por lo menos de dos maneras: para esconder el fracaso del modelo que han propugnado por más de veinte años, y para no pagar impuestos. Aquí yo me atrevería a agregar una tercera razón que se relaciona con la primera: muchos de estos personajes "cacifianos" no quieren que las cosas cambien. Ellos están muy bien con su seguridad, educación y salud privada de alta calidad - pueden pagar por estos servicios. ¿Por qué querrían que cambiaran las cosas? Con esto de la corrupción logran parar cualquier intento de cambio.

Yo concluiría, entonces, diciendo que sí, estamos plagados de burócratas corruptos. Pero también está claro que estos corruptos le hacen el juego perfecto a los "cacifianos" - a final de cuentas, ¿quién corrompe a muchos de estos burócratas (y diputados)? Lo que tenemos que preguntar es cómo cambiar el juego - ¿cómo deshacernos de este lastre de la corrupción? Sinceramente, no sé cómo, recortando el gasto público y los impuestos, lograremos contratar a gente más preparada y proba para trabajar en el Estado, y lograremos cambiar las cosas en nuestro país.

Franquicio dijo...

Bueno creo los culpables somos todos, los comunistas ven el problema de la crisis hipotecaria pero el origen esta más alla de aquellos prestamos impagables, el problema radica en los caprichos de la OPEP que hacen subir el precio del petroleo, bueno hay mucho que decir pero analizen más y no se hagan a las víctimas.
Ahora si tu pais es uno subdesarrollado no solo es culpa de su gobierno sino también de sus habitantes.

Franquicio dijo...

Bueno creo los culpables somos todos, los comunistas ven el problema de la crisis hipotecaria pero el origen esta más alla de aquellos prestamos impagables, el problema radica en los caprichos de la OPEP que hacen subir el precio del petroleo, bueno hay mucho que decir pero analizen más y no se hagan a las víctimas.
Ahora si tu pais es uno subdesarrollado no solo es culpa de su gobierno sino también de sus habitantes.
Todos quieren dar clases de buen gobierno pero nadie se atreve, es fácil hablar y escribir.

Franquicio dijo...

Bueno creo los culpables somos todos, los comunistas ven el problema de la crisis hipotecaria pero el origen esta más alla de aquellos prestamos impagables, el problema radica en los caprichos de la OPEP que hacen subir el precio del petroleo, bueno hay mucho que decir pero analizen más y no se hagan a las víctimas.
Ahora si tu pais es uno subdesarrollado no solo es culpa de su gobierno sino también de sus habitantes.